Pon una drusa en tu vida

Pon una drusa en tu vida

Pon una drusa en tu vida

Una drusa es un conjunto de puntas que comparten una misma base.

En Geología se dice que una drusa son formaciones minerales obtenidas cuando un grupo de cristales se sienten sobre la superficie de una roca.

Imagina una formación llena de puntas, de diferentes tamaños, formas, tonos de colores…. esto es una drusa. Debemos ver en una drusa un modo de convivencia armonioso. Nos enseña a estar en armonía compartiendo el espacio, con grandes y pequeños, con tonos más brillantes y más oscuros, con formas más “perfectas” y no tanto “perfectas” … Por tan podemos decir que una drusa, tenga el tamaño que tenga, es un espacio armonioso, un ejemplo de amor y tolerancia.

Aunque parezca imposible, podemos aprender de los minerales.

A nivel energético una drusa es una fuente de energía y armonía. Imagina una punta de cristal como una linterna, donde por la punta se proyecta toda la energía del mineral. Pues bien, las drusas, como ya he dicho, son formaciones de muchísimas puntas, por tan es una explosión de energía. Cada punta proyecta su energía y esta rebota en las otras puntas, que también proyectan su energía. La luz va rebotando, creando un conjunto de hilos energéticos que son inagotables. Por eso se dice que las drusas se recargan ellas mismas.

Dependiendo del mineral de la drusa desprenderá una energía u otra. Puedes encontrar drusas de amatista, de cuarzo, de citrino….

Poner una drusa en tu vida, nunca está de más. Colócala en un lugar adecuado, para crear armonía, paz, silencio… Utilízala para cargar otras piedras, para limpiar, para meditar …. Para lo que sientas. Aprende de los minerales, en su interior tienen mucho poder, mucha sabiduría de la tierra, mucha energía.